Europa extrema controles por temor a nueva ola de covid y Brasil se acerca a 100.000 muertos

Agosto 6 de 2020

Europa endureció las restricciones ante el temor de una segunda ola de covid-19, que en Brasil deja casi 100.000 muertos, la mitad de los decesos de una América Latina duramente golpeada por la pandemia.

Mientras la cifra de fallecidos supera los 700.000 en todo el planeta, y los contagios sobrepasan los 18,5 millones, el presidente Donald Trump fue castigado por Facebook y Twitter por un vídeo en el que asevera que los niños son “casi inmunes” al nuevo coronavirus.

Varios países europeos impusieron medidas más duras, como el uso obligatorio de mascarilla en los espacios públicos de las zonas más frecuentadas en ciudades de Francia. Pronto lo será en París.

La instancia científica que asesora al gobierno francés juzgó “altamente probable que se observe una segunda ola epidémica en otoño o en invierno”.

“El virus circula de forma más activa, con una pérdida acentuada de las medidas de distanciamiento y de seguridad”, alertó el Consejo Científico el martes.

La mascarilla es obligatoria también en el famoso Barrio Rojo de Ámsterdam, mientras que tanto Grecia, Escocia como Suiza anunciaron nuevas o más duras medidas restrictivas tras la aparición de nuevos focos.

El gobierno irlandés, por su parte, decidió prorrogar la última fase de su desconfinamiento, y ordenó la obligatoriedad del tapabocas en las tiendas y centros comerciales a partir del 10 de agosto.

Estados Unidos sumó 1.262 muertes y 53.158 casos el miércoles, para un total de más de 4,8 millones de contagios y 157.930 fallecidos, lo que lo hace de lejos el país más golpeado en el mundo.

Se ha registrado un total de 703.640 muertes en todo el mundo, según un conteo de AFP basado en fuentes oficiales hasta las 03H00 GMT del jueves.

– Cacique brasileño, víctima de covid –

Uno de los líderes indígenas más influyentes de Brasil por su lucha para preservar la Amazonía, el cacique Aritana Yawalapiti, murió el miércoles tras haberse contagiado de coronavirus.

El gigante suramericano está empujando el saldo luctuoso en América Latina y el Caribe. Registra más de 2,8 millones de casos y más de 97.000 muertes, casi la mitad de los 209.542 decesos en la región.

El triste balance siguió subiendo en Perú, que registró un nuevo récord diario de 221 fallecidos y 7.734 casos, según cifras del ministerio de Salud, elevando el total de muertes por covid-19 a 20.228 y 447.624 contagios. Con 33 millones de habitantes, Perú es el tercer país más afectado en la región, luego de Brasil y México.

Argentina por su lado rompió por segundo día consecutivo el récord de casos, que ahora suman 220.669 en el país de 44 millones de habitantes, con más de 4.100 muertos.

En Colombia, el expresidente Álvaro Uribe dio positivo en la prueba de covid-19.

A pesar del pico de contagios en Brasil y el vecino Paraguay, autoridades de ambos países analizan la apertura “inteligente” de un puente entre las localidades fronterizas de Ciudad del Este y la brasileña Foz de Iguazú.

– “Desinformación” –

En una medida extraordinaria la noche del miércoles, Facebook retiró un video sobre el virus de la cuenta del mandatario Donald Trump.

Se trata de la primera vez que Facebook retira un elemento de la página del presidente por violar sus reglas sobre “desinformación”, aunque había eliminado una publicación de la cuenta de su campaña electoral por usar un símbolo nazi.

Twitter por su lado anunció que bloqueó temporalmente la cuenta oficial de la campaña de reelección del mandatario republicano debido a un tuit que contiene el mismo video, el que Trump afirma que los niños son “casi inmunes” a la covid-19.

Poco después, la cuenta de @TeamTrump estaba activa, lo que sugiere que el video había sido retirado.

– Supresión de empleos –

La pandemia sigue haciendo trizas cualquier planificación: en Estados Unidos Joe Biden renunció a aceptar en persona la candidatura demócrata, mientras que Donald Trump evalúa romper la tradición y endosar los colores republicanos desde la propia Casa Blanca.

En lo económico, las consecuencias son igualmente devastadoras en todos los países.

La compañía aérea Virgin Australia, víctima como muchas otras del colapso del sector de viajes, anunció el miércoles que iba a cerrar una de sus filiales y a suprimir 3.000 empleos.

Según cifras divulgadas este miércoles por la firma de servicios de nóminas ADP, Estados Unidos sumó 167.000 empleos en el sector privado durante el mes de julio, una cifra muy alejada de los 1,6 millones que esperaban los analistas.