Agencia Espacial pagará 13.500 dólares a quien pueda permanecer dos meses acostado

La Agencia Espacial Europea (ASA) pagará a voluntarios 12,500 Euros (13.496,88) dólares,  para que se acuesten en la cama durante dos meses y probar los efectos de los viajes espaciales en el cuerpo humano.

El estudio simula aspectos de los vuelos espaciales al colocar a los voluntarios en la cama durante largos períodos de tiempo con un ángulo de seis grados.

BlomInvolucra a dos grupos de personas que permanecen en cama durante 60 días, y será realizado por dos equipos diferentes de investigadores que trabajan en Francia y Eslovenia, según detalla la in formación de Daily Mail.

Sin embargo, no es solo acostarse, un hombro tiene que tocar la cama en todo momento, incluso al comer, ir al baño y lavarse durante los dos meses.

A los voluntarios también se los hará girar en una centrífuga para replicar los efectos de la «gravedad artificial» en el cuerpo, tanto mientras está acostado como haciendo ejercicio después del reposo en cama.

La ESA está buscando un total de 48 voluntarios de una mezcla de hombres y mujeres para participar y se dividirán en cuatro grupos: dos irán a Eslovenia y dos a Francia.

Los científicos que dirigen el estudio dicen que suena atractivo, pero advierten que el placer pronto desaparece gracias a las pruebas regulares y las preguntas de los investigadores.

«Recibimos muchas solicitudes de voluntariado para estos estudios, pero no es broma, estar acostado en la cama suena divertido, pero el placer desaparece muy rápidamente», dijo Jennifer Ngo-Anh.

«Saludamos constantemente a los voluntarios que sacrifican sus vidas diarias en beneficio de la exploración humana».

Una variedad de organizaciones e investigadores pueden ofertar por el acceso a los datos del estudio, o realizar sus propias pruebas específicas en voluntarios.

Los resultados de este tipo de investigación no solo ayudan a las personas que abandonan el planeta y pasan tiempo en el espacio, sino también a quienes permanecen en cama en la Tierra durante largos períodos.

En la ingravidez, los cuerpos de los astronautas pierden densidad muscular y ósea, los ojos cambian, los fluidos cambian al cerebro y más.

Encontrar formas de mantenerse saludable en órbita es una gran parte de la investigación de vuelos espaciales humanos y los estudios de ‘reposo en cama’ son parte de ese proceso.

«Cuantos más sujetos de prueba, mejor, pero enviar personas al espacio es costoso y difícil», dijo la ESA. //Fuente Daily Mail.